jueves, 10 de mayo de 2012

A veces nos empeñamos en luchar contra imposibles, en querer que todo suceda como queremos, y no somos capaces de aceptar que nosotros no movemos los hilos de la vida, que hay cosas que no dependen de nuestros deseos. Los años te dan esa calma serena para poder afrontar lo que se te va presentando en el camino. No es resignación, es aceptación. Hay veces que luchar contra un imposible, además de resultar inútil, puede hacernos mucho más daño que el hecho en cuestión. Que difícil cuando tu mente dirige tu razón hacia la distancia y tu corazón gana el pulso.

martes, 24 de abril de 2012

''Especial''

La única palabra con la que podemos describirlo es "especial".Y ahora diréis: sí, ¿pero qué es especial?
Especial, es quedarte con la mirada perdida y no escuchar una sola palabra de las que te están diciendo. Es sonreír sin ningún motivo. Juntar las dos manos, e imaginar que una de ellas es la de otra persona. Tener una foto en la mano, siempre la misma, mirarla cada minuto que pasa.Especial es la primera gota de lluvia, la primera canción de tu vida, la más brillante de todas las estrellas del firmamento.Especial puede ser el momento en el que abres los ojos por los primeros rayos de sol.Días especiales, como la Navidad, San Valentín, el día en el que empieza la primavera, el día en el que acaba, tu cumpleaños.Es llorar de alegría, saltar sin parar, disfrutar de una puesta de sol. Es bailar hasta que acabe la noche, y empiece el día siguiente. Es correr sin frenos por un campo, simplemente porque lo viste en una película. Es vigilar el vuelo de un pájaro. Es enamorarte de esa persona especial que entró en tu vida sin avisar, y ahora lo es TODO para ti 

martes, 28 de febrero de 2012

Sí, sé que soy tonta

Sé que debería haber pasado de ti. Que tenía que haber ignorado esa petición de amistad en Tuenti. Sé que aquel día que nos vimos, tenías que haber sido uno más. Que no te tenía que haber mirado de esa forma. Sé que no teníamos por qué hablarnos por millones de mensajes. Que no te tenía que haber dado mi número de teléfono. Y que no teníamos que haber hablado todos y cada uno de los días.
En fin, que no tenías por qué entrar en mi vida, o al menos no de esa forma. De tal forma, que pensaba que tú eras especial, distinto a los demás. Que me querías, y que no me ibas a soltar nunca.
...Ya, y qué más?


viernes, 20 de enero de 2012

;

Nunca temas decir la verdad o expresar con claridad lo que sientes, y afirmar aquello que has visto o has oído.Teme más bien engañarte a ti mismo,autoconvencerte de la mentira o colocar mascaras en tu rostro, ser quien no eres.

martes, 27 de diciembre de 2011

...

Descubrí que cuando las mentiras hablan, hablan el doble que una verdad en primera plana. Descubrí que nada se compara con un abrazo en tu peor momento, y menos podría compararse si ese abrazo es de alguien que quieres, necesitas, aprecias... Que el tiempo a veces cura y a veces no. Descubrí que a veces los mejores consejos son de personas que ni siquiera conocen un poco sobre tí. Que uno se hace fuerte con el dolor y que todo lo demás es de menos importancia. Descubrí que es necesario aprender a querer y a aprender a amar antes que sea demasiado tarde. Que las cosas que se hacen a destiempo no estan bien hechas. Descubrí que lo peor que le puede pasar a una persona es arrepentirse, pero quizás peor puede ser no poder remediarlo. Descubrí que muchas veces esperamos al tiempo y el tiempo no nos espera a nosotros. Que a veces "tiempo al tiempo" no es la mejor opción. Descubrí que perdernos en nuestra propia sombra es volver a cometer los mismos errores

viernes, 16 de diciembre de 2011

~

Nadie llega a la meta en su primer intento, ni nadie alcanza la altura deseada en su primer vuelo.
Nadie camina por la vida sin pisar en falso muchas veces.
Nadie mira a la vida sin acobardarse en algunas ocasiones, ni se sube a un barco sin temerle a la tempestad, ni se llega a un puerto sin remar lo necesario.
Nadie siente el amor sin probar sus lagrimas, ni recoge rosas sin sentir sus espinas.
Nadie consigue un ideal sin haber pensado muchas veces que perseguía un imposible.